CALATRAVA BAJOS

PROYECTO

Calatrava bajos

DISEÑO

Rehab

CONSTRUCCIÓN

Rehab

FOTOGRAFÍA

Victòria Gil

En el barrio de Tres Torres en Barcelona, nos enfrentamos a un desafío imponente: llevar la luz natural a un piso donde la oscuridad predominaba debido a su ubicación en la planta baja. Para lograrlo, tuvimos que optar por dos enfoques que transformarían por completo el espacio. En primer lugar, decidimos hacer los espacios lo mas amplios posibles con amplios ventanales, permitiendo así que la luz natural fluyera por todas las estancias. Hicimos nuevos bajantes y un complejo sistema de extracción de aire que nos permitió situar los baños donde menos luz había, decisión creemos muy acertada. Además, propusimos que la estética del espacio se caracterizara por colores claros y materiales lisos, como el microcemento que cubre todos los suelos del piso excepto en habitaciones donde el cliente nos pedía un pavimento de mayor calidez. Las paredes lisas se pintaron con una pintura de muy alta calidad en tonos neutros que sin alterar la paz, dotaron de mayor luz a los espacios.

Desde el principio, el cliente tuvo claro que quería incorporar el color negro de alguna manera. Decidimos incluirlo como un guiño, proponiendo que elementos como la iluminación empotrada, los mecanismos y las manetas fueran de color negro, proporcionando así al conjunto un carácter muy especial.

El cliente tenía muy claro que quería que la cocina formara parte de su día a día, por lo que tiene prácticamente de lado a lado una vidriera con puerta corredera de unas dimensiones bastante considerables que dan al salón-comedor. A la vez nos pidió organizarla en 3 zonas diferenciadas, zona de maquinaria y plancha justo antes de empezar la vidriera y como en una sub área, zona de cocina con isla, y zona de comedor lo suficientemente grande como para caber toda la familia. A su vez quería un estilo clásico, pero a la vez contemporáneo, cosa que se consiguió gracias a elementos como las molduras en las puertas de los armarios roperos así como en todo el mobiliario de cocina, y puertas de la vivienda, todo ello en contraposición del moderno pavimento de microcemento.

Por último vale la pena poner en valor que la planta baja que había comprado el cliente, carecía de cédula de habitabilidad por ser un local comercial, por lo que el reto, no solo era complacer las necesidades de nuestro cliente como familia, si no cumplir con las exigentes normas del código técnico de edificación (CTE) para conseguir el cambio de uso a vivienda.